Temas

¿Cómo funciona la cláusula suelo?

30/04/2020 · Cláusula Suelo

La cláusula suelo son los gastos que se incluyen en la escrituras de los préstamos o hipotecas y que se consideran abusivos. En su mayoría, se desconoce que se está pagando mensualmente, ya que suele aparecer camuflada. ¿Pero sabe realmente cómo funciona?

En Servizos Xurídicos Avogados como expertos en derecho bancario en Vigo, le resolvemos todas las dudas y le contamos qué se esconde tras la cláusula suelo.

¿Qué es realmente la cláusula suelo?

Antes de empezar explicando cómo funciona la cláusula suelo, es interesante descifrar qué es realmente. Empecemos por el principio y es que se considera cláusula aquel apartado del contrato que normalmente suele ir enumerado y que se refiere a cómo regularan las partes firmantes el acuerdo al que llegan. Por lo tanto, los contrayentes pueden establecer los pactos y cláusulas que consideren oportunos, siempre y cuando no contradigan las leyes.

¿Pero qué es la famosa cláusula suelo? Se trata de una condición por la cual el banco o entidad financiera no permite que los hipotecados se beneficien de cualquier caída del euríbor en su cuota mensual, ya que dicha cláusula establece un tipo de interés mínimo a pagar. 

Esta cláusula suele identificarse dentro del contrato por hacer referencia a “límites a la aplicación del interés variable” o por indicar “límite de la variabilidad”. De hecho, en un contrato de préstamo hipotecario suele haber varias cláusulas para establecer cómo son los intereses a aplicar. La entidad financiera puede establecer un interés fijo de manera directa o un interés variable que se podrá calcular en base a datos externos que sirven como referencia. En muchas ocasiones, el dato de referencia para las cláusulas hipotecarias suele ser el Euríbor, aunque también hay hipotecas que toman como base el IRPH, es decir, la media de los préstamos hipotecarios.

¿En qué consiste la cláusula suelo?

Si la cláusula opta por un interés variable, se entiende que este irá modificando su porcentaje a lo largo de la vida del préstamo en función de cómo varíe el indicador de referencia. Sin embargo, las partes contractuales puedes establecer ciertos límites a estos cambios. Por ejemplo, pueden acordar que si sube por encima de determinado porcentaje se quede ahí y nuestro porcentaje de interés no suba. Esto es lo que se conoce como cláusula techo.

Sin embargo, la cláusula suelo hace referencia a todo lo contrario, es decir, el porcentaje límite se establece cuando el interés de referencia baja y no permite que nuestro interés baje con él. Por lo tanto, la entidad financiera se garantiza que los intereses no desciendan de la cifra acordada.

Ambas cláusulas, tanto la cláusula suelo como la techo, deberían establecerse de forma equilibrada y con escenarios posibles. Además, el hipotecado debe estar en conocimiento de las condiciones en cómo está establecido el préstamo hipotecario. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la parte contrayente más débil suele desconocer los términos en los que se firma el contrato.

En Servizos Xurídicos Avogados en Vigo, somos conscientes de que las cláusulas suelo son uno de los apartados del contrato más abusivos pro parte de las entidades bancarias.  Dado que en la actualidad se ha estipulado que estas entidades deben devolver las cantidades consideradas excesivas y que ya han sido pagadas, en nuestro despacho de abogados bancarios en Vigo nos encargamos de estudiar su caso concreto para ayudarle a reclamar su cláusula suelo. Este estudio del caso es totalmente gratuito así como la primera consulta. Contacte con nosotros y no se quede con las dudas de si dispone de una cláusula suelo abusiva en su contrato de hipoteca.

Reclamar cláusulas suelo

Saber más

Reclamar gastos hipotecarios

Saber más

¡Compártelo!